CmsText($this->pagina->idTitolText, $this->idIdioma)!=""){ ?>

"No te lo pierdas,..." Las 10 actividades imprescindibles en la Pera

Descubre el bello patrimonio histórico

Vive la historia
Lugar ideal para perderse en rincones, sumergirse en la historia plasmada en las diversas y magníficas edificaciones.

• TIEMPO DE VISITA: 2 horas
• NO TE PIERDAS:La visita guiada al Castillo Gala-Dalí
• APTO PARA VISITANTES:
Amantes de la época medieval
• A TENER EN CUENTA: Se puede visitar el interior de las iglesias cuando se celebra la misa: en la Pera, los domingos a las 11:00h; en Púbol, el tercer domingo de cada mes a las 11:00h (el día que se hace en Púbol no se hace en la Pera). En el caso de Sant Andreu de Pedrinyà, se puede solicitar la llave en el mas de al lado, Can Solés.
 

Origen

La Pera es un pequeño municipio formado por cuatro núcleos: la Pera, Púbol, Pedrinyà y Riuràs, todos ellos de carácter ampurdanés y medieval.
Se cree que el origen de tres de los nombres de los núcleos de la Pera (la Pera, Púbol y Pedrinyà) proviene de diferentes formas derivadas o compuestas del mote “piedra”. ¡Y es que la piedra es ciertamente muy significativa en estos pueblos! El territorio es accidentado por los contrafuertes norte-orientales del macizo de las Gavarres, los pueblos alzados sobre pequeños colinas, las calles empedradas, y los castillos, fortificaciones y macizos de piedra que caracterizaron el desarrollo arquitectónico del Empordà en la época medieval.
Éste es un lugar ideal para perderse por los rincones y sumergirse en la historia plasmada en las diversas y magníficas edificaciones de cada uno de los núcleos. Descubre iglesias románicas escondidas, encantadoras casas solariegas, antiguas murallas y fortificaciones… ¡Este mundo aún tiene vida en la Pera!

Recuerdos del ayer

La Pera cuenta con cuatro iglesias y diversos edificios medievales de una época muy próspera, como el Castillo de Púbol. Por otro lado, el municipio aún conserva románticos evocadores del pasado, como la forma de las plazas mayores, los callejones estrechos, las fachadas de piedra y los antiguos lavaderos. Hay uno en Riuràs, que antiguamente servía para regar los huertos del alrededor, y uno en la Plaza Mayor de Púbol.
Es importante que te tomes tu tiempo para pasear y encontrar rincones escondidos a simple vista. En la Pera, uno de ellos es la Placeta del Frontón, detrás de la iglesia. Antiguamente, hace más de 50 años, había una tradición de ir a jugar al frontón una vez acabada la misa de domingo.

No te pierdas uno de los atractivos más importantes en la Costa Brava: el Castillo Gala-Dalí

El 1969, Salvador Dalí regaló este castillo a su musa Gala. Él mismo lo rediseñó y decoró hasta crear la obra de arte actual. Gala vivió en él entre los años 1970 y 1980. El paso del tiempo lo transformó en el último taller de Salvador Dalí, entre 1982 y 1984, y en mausoleo para su musa, que murió el 10 de junio de 1982. Dalí, que murió años más tarde, fue sepultado en el Museo Dalí de Figueras. Explica la leyenda que Gala lo continúa esperando.
Si en voleu visitar l’interior, el Castell de Púbol és gestionat per la Fundación Gala-Salvador Dalí

Iglesias románicas y góticas

Una de las características más sorprendentes para los visitantes es descubrir que las pequeñas iglesias escondidas, fuera del circuito turístico, son especialmente encantadoras.
En la Pera, la iglesia de Sant Isidor es del período gótico-renacentista (s. XVII), así como la ermita de Sant Rafael en Riuràs (s. XVII). La iglesia de Sant Pere de Púbol es anterior, de estilo gótico y del s. XIV. En Pedrinyà, en cambio, hay uno de los ejemplos más importantes de arquitectura románica del Empordà: la iglesia de Sant Andreu de Pedrinyà (s. XI-XII).
 

Púbol


El Castillo de Púbol
Un edificio de tres plantas estructurado alrededor de un patio alto y estrecho, forma una unidad indisoluble con la iglesia y, juntamente con el jardín anexado, inicialmente de trazado afrancesado, domina el paisaje circundante. Documentado desde el siglo XI, la estructura básica actual se sitúa durante el período de máximo esplendor de la baronía: la segunda mitad del siglo XIV y principios del XV. Son destacables los elementos gótico-renacentistas de la fachada que preside el patio central. Las murallas formaban un recinto a ponente del castillo y la iglesia, y hoy en día son integradas en los edificios viejos.
Actualmente, el castillo permite descubrir un edificio medieval donde, a partir de su llegada en el 1969, Salvador Dalí materializó un desbordante esfuerzo creativo pensando en una persona: Gala, y en una función: un lugar adecuado para el descanso y refugio de su esposa. El paso del tiempo lo fue transformando en el último taller de Salvador Dalí, entre 1982 y 1984, y en el mausoleo para su musa.
 
Iglesia de Sant Pere de Púbol
La iglesia de Sant Pere fue construida como iglesia del Castillo de la baronía de Púbol, pero hoy es la parroquia del pueblo.
Construida entre 1327 y 1341, es de estilo gótico. El Barón de Púbol, Bernat de Corbera, encargó el 6 de julio de 1437, un retablo dedicado en Sant Pere. Se trata de una de las piezas más importantes del gótico catalán.
 
Retablo de Sant Pere
Actualmente la iglesia cuenta con una reproducción fotográfica a escala real del retablo de Sant Pere, que se conservó en esta iglesia desde su realización al 1439 hasta la guerra civil española (1936), cuando se trajo a la catedral de Girona. En la actualidad, se conserva el original en el Museo de Arte de Girona.
El retablo es obra de Bernat Martorell, uno de los máximos exponentes pictóricos del gótico catalán (s. XV), y representa escenas de la vida de Sant Pere. En el centro se puede ver a Sant Pere sentado en su trono, con las llaves del Cielo, varias escenas de su vida, y a sus pies, arrodillados, el Barón y la Baronesa de Púbol, Bernat de Corbera y Margarita de Campllong, y su hijo Francesc, que aparecen retratados junto con el escudo con el cuervo de los Corbera.
 
La Plaza Mayor
La Plaza Mayor es un sugerente espacio con lavadero público y poyo para la copla, y rodeado por edificios de estructura gótico-renacentista. Destaca el edificio de Can Carles, que la encontrarás una vez pasada la Plaza entrando en la calle Mayor. La masía de Can Carles, fuera murallas, construida el s. XIV o XV, tiene fachada gótica y portal adovelado. Otro ejemplo es Ca l’Almar, situada al lado sur de la plaza. Se trata de una gran casa solariega del siglo XVII, inacabada, con puerta renacentista a la terraza del primer piso (los Almar fueron notarios desde el siglo XVI y después alcaldes de la baronía). Otra casa solariega a remarcar es Can Canada, casal de los siglos XVII y XVIII, que destaca por el pasillo cubierto por debajo del cual se sube al castillo.
 

La Pera


Iglesia de San Isidor de La Pera
La iglesia de San Isidor de la Pera es de estilo gótico-renacentista (s. XVII), construida sobre una antigua iglesia del siglo X, y de fachada lisa, modificada después de la Guerra Civil española. Su ábside es de planta hemidecagonal y su interior es de estructura gótica.
Se veneran también los mártires Germà, Just, Paulí y Sisi, que según una arraigada tradición eran hijos del pueblo y fueron martirizados en Girona. 
 
La Plaza del Frontón
Paseando, se puede encontrar este rincón tan especial en La Pera: la Plaza del Frontón. Esta plaza fue durante un tiempo muy concurrida. Durante la primera mitad del s. XX, los habitantes de la Pera jugaban al frontón una vez acabada la misa de domingo.
Desde aquí tenemos una vista imponente del campanario gótico de la iglesia de Sant Isidor y de su grupo de gárgolas esculpidas.
Si hacemos el recorrido de la iglesia hasta la calle de las Rocas, a pocos metros del ábside, sobre un basamento de roca, podría haber los vestigios de la muralla del antiguo Castillo de la Pera documentado el 1273. Encontramos un gran fragmento de muralla, hecho con grandes piedras sin escuadrar y con esquinas de sillares. Los expertos aseguran que la ubicación del Castillo estaba donde actualmente está el edificio del ayuntamiento.
 

Pedrinyà

 
Iglesia de Sant Andreu de Pedrinyà
La iglesia de Sant Andreu de Pedrinyà es una obra románica de los siglos XI y XII. En su restauración en 1975-76 se derrocó la sacristía original y se hicieron otras reformas. Esta es una de las iglesias de mayor importancia en el arte románico ampurdanés. Las pinturas murales románicas que decoraban el muro y la vuelta del presbiterio se conservan hoy al Museo de Arte de Girona.
¡Goza de la tranquilidad y del silencio en este espacio!

Vine a gaudir de la Pera, Púbol, Pedrinyà i Riuràs.
Ajuntament la Pera
Pl. Església, 1 - 17120 Baix Empordà
(+34) 972 488 205

CON EL SOPORTE DE:
© La Pera Turisme | www.visitlapera-pubol.com | Avís legal